miércoles, 18 de mayo de 2011

El milagro se llama Plantar FXT™ - The miracle is called Plantar FXT™

Hace un mes, mi estado de ánimo estaba bajo mínimos, el tercer plazo de tiempo que me daba desde Diciembre para retomar la carrera  finalizaba y el pie no daba síntomas de querer mejorar, prácticamente me dolía lo mismo que en Enero y se apoderó de mí tal sensación de impotencia  y desazón que a punto estuve de colgar las zapas y todo lo relativo al running, blog incluido, de forma indefinida, como ya comenté en esta entrada.
Afortunadamente  estos últimos 15 días, la situación ha cambiado, y no tengo más remedio que reconocer que no ha sido por un tratamiento ultrainnovador, ni por el fisio, ni por el hielo o las plantillas, ni siquiera por el poder de la comunidad bloguera insuflándome ánimos que agradezco sinceramente, la culpa la tiene sin duda este artefacto a modo de tobillera que veis en la foto, que responde al nombre de  Thermoskin Plantar FXT™ y que se ha convertido en mi fiel compañero por la noche mientras duermo y en los momentos que tengo alguna hora de tranquilidad en casa.
Ya había visto unas férulas rígidas indicadas para dormir con ellas para el tratamiento de fascitis plantar, la teoría de manejar el estiramiento de la fascia cuanto más tiempo mejor para quitar adherencias y fomentar el proceso antiinflamatorio me convencía, pero su aparatosidad y la visión de dormir todas las noches con una especie de bota de esqui puesta me echaba para atrás, así que trasteando por aquí y por allá descubrí la FXT, y como me convencía el argumento del empleo de  prótesis combinado con la ligereza de esta, pues la pedí. Como podeis observar se trata de una especie de tobillera de un material ligero, semirrígido y resistente que se adapta con velcro al tobillo y que mediante otra cinta de velcro ajustable lo une a la zona de los dedos, con esto se consigue una flexión del tobillo y los dedos que hace estirar la fascia y que hay que mantener principalmente mientras duermes por la noche , adoptando así el pie una postura contraria a la natural al dormir, que sería la relajación de la planta del pie y el estiramiento del tobillo.
A nivel del dolor, lo noté desde el primer día, al levantarme y apoyar la molestia no era tanta y aunque los primeros días se hace algo incómodo por la postura del pie en la cama, después te adaptas sin problema ajustando el grado de flexión que quieres con el velcro. La voy a seguir llevando aunque las molestias ya sólo aparecen por la mañana tras los días de trote y me duran 20-30 minutos.
Por otra parte y viendo que sois muchos los que os habeis tirado a la Montaña,  recomiendo, al que le cuadre el plan, que pruebe esta buenísima carrera , 24 km por los montes de la inigualable comarca cacereña de la Vera, se celebra el 5 de junio y todavía teneis tiempo para asistir y pasar un gran fin de semana a un par de horas de Madrid. Para mí este año no podrá ser pero del que viene no pasa para probarla.
Y ahora me voy a entrenar, que me esperan mis primeros 10 kms. seguidos de este año, además tal y como está el cielo toca mojarse, al llegar a casa hielo y esta noche mi Plantar FXT™ me estará de nuevo esperando.

18 comentarios:

  1. Miguel, las lesiones es lo peor que le puede pasar a un corredor, y mas cuando se alargan mas de la cuenta, como es tu caso.
    Ese sistema lo desconocía, y todo lo que sea un bien para nuestros tendones, etc, bienvenido sea. Te sigo. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo pasé la fascitis y lo pasé mal durante 3 meses, no conocía de ese artefacto, de haberlo hecho, lo hubiera utilizado seguro. Espero t recuperes al 100 por 100 prontito

    ResponderEliminar
  3. Al final parece que la solución no está en un tratamiento de última generación ni nada parecido. Me alegra saber que parece que has encontrado la salvación a la (puñetera) fascitis plantar. Según mi fisio decía que era la peor lesión que puede tener un corredor.

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  4. Vaya invento!, no tenía ni idea. Supongo que habrás leido remedios, técnicas y demás por miles para curar la fascitis. Por lo menos te ha servido uno de ellos. A por los 10k

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco tenía ni idea de esta forma de tratar la fascitis y espero que te ayude a recuperarte definitivamente.
    Ánimo con esos 10 kms seguidos que seguro que te van a dar mucha fuerza.

    Gracias por la información de la carrera. Es una pena que la agenda no de para mucho y coincida con la Media Maratón por la Naturaleza de Hoyos del Espino, que si no seguro que me había apuntado. Tomo nota para otro año.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Tu ejemplo ha sido impecable. No has parado de pelear, de intentar distintos tratamientos, te has desahogado en el blog, te has dejado animar, y mira, has encontrado algo que te ha ayudado a salir de la lesión y que seguramente a más de uno le servirá de ayuda si le pasa algo parecido. Ahora... A correr!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. las cosas que inventan.... mientras te vaya bien...

    A las calles.... bueno, y en tu caso, a los caminos y senderos

    ResponderEliminar
  8. Siempre es bueno saber de estos articulos.. porque todos estamos expuestos a padecer esa lesión típica del corredor.Espero que funcione y todo pase al baúl de los recuerdos.

    ResponderEliminar
  9. Miguel, me alegra verte sonreir. Esto es de gran ayuda para todos los compañeros que puedan caer en la maldita fascitis. Ya te queda poco, te veo fuerte muy pronto.

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que estés bien y puedas entrenar... genial!!! curioso artilugio, no lo conocía. Aunque, no me imagino durmiendo así.

    ResponderEliminar
  11. Aunque sea moleto no importa, el caso que te deje perfecto, y lo bueno de todo que has recobrado de nuevo el animo y a seguir corriendo,saludos

    ResponderEliminar
  12. Me alegro muchísimo de tu evolución positiva... Si ya empiezas a correr es un señal irreversible...!! y ese artilugio parece muy eficaz, espero no tener que utilizarlo, pero por si acaso, tomo nota...

    ResponderEliminar
  13. Venga, arriba ese ánimo Miguel.
    No hay mal que cien años dure hombre. Hay lesiones que son más difíciles de curar que otras, sólo hay que tomarlo con tranquilidad.
    Si ahora tienes menos dolor es señal que algo ha mejorado.

    ResponderEliminar
  14. Mi buen Miguel, recibe saludos desde Mexico.
    Afortunadamente en lo que llevo rodando (4 años) nunca he sufrido de alguna lesion y la verdad cuando leo algunos blogs como el tuyo, sinceramente me da miedo, pero al ver la lucha que llevas por salir pues eso de alguna manera nos fortalece, te toco ser el conejillo de indias hermano je je je!!, no ya en en serio, que bueno que ya vayas saliendo y te deseo que tengas unos muy buenos 10k.

    ResponderEliminar
  15. Tocayo, enhorabuena doble una por el blog y otra por haber encontrado el agujero en el túnel...Llevo un año también liado con fascitis plantar y con reposo, hielo e infiltraciones, voy a probar esta curiosa tobillera sin duda mas cómoda que las "botas de esquis" como comentas en tu blog.

    Un abrazo y a disfrutar de la montaña.

    ResponderEliminar
  16. Pues me vas a tener que encargar uno, he empezado a notar algo en la planta del pie, y es culpa del padel, no del correr.
    Aunque espero verte en Aldea Moret

    ResponderEliminar
  17. Hola Miguel.

    He llegado a esta entrada de tu blog gracias a Tania que me la ha recomendado.
    Llevo peleándome con una fascitis cerca de 5 meses (los 3 últimos casi parado por completo).
    Ni fisio, ni hielo, ni estiramientos, ni antiinflamatorios, ni reflex ball, han llegado a curármela del todo. Lo de las férulas nocturnas todavía no lo he provado, pero el invento que aquí presentas tiene buena pinta (sobre todo viendo lo bien que te ha ido). No he podido resistirme y ya lo he encargado a Amazon. A ver si es mi solución definitiva porque estoy desquiciado ya con esta lesión.

    Por cierto tu blog muy guapo. Con tu permiso me iré asomando por aquí de vez en cuando.

    Un saludo.
    Vicen

    ResponderEliminar
  18. Hola, yo tambien tuve fascitis plantar durante mas de un año y se me curó utilizando una tobillera especial que no es tobillera, tenía en lugar donde apoya con la planta del pie pelotitas de aire que al caminar te masajean continuamente la fascia plantar. En el transcurso de 3 a 4 meses el dolor desapareció por completo en forma paulatina.

    Saludos, Omar
    ojabdala@hotmail.com

    ResponderEliminar